Remedios para evitar que el “mal de altura” arruine tus próximas vacaciones

Cuando viajas a un lugar que está a mayor altura de lo que estás acostumbrado, puedes sufrir diversos síntomas y enfermarte. Evítalos de esta manera.

Debe haber pocas cosas peores que llegar a tu destino, solamente para descubrir que tu cuerpo no resiste la diferencia de altura que hay entre entre tu hogar y el lugar donde pasarás las vacaciones. Eso podría arruinar cualquier viaje.

Mal de montaña, o mal de altura, mal de páramo, soroche, apunamiento, puna o babiao son algunos de los nombres con los que se conoce al malestar físico ocasionado por la dificultad para adaptarse a la baja presión del oxígeno a gran altitud.

Los síntomas incluyen dolor de cabeza, náuseas, dificultad para respirar y la imposibilidad de hacer actividad física. El malestar suele desaparecer al cabo de dos o tres días, pero los casos graves pueden alargarse y requerir una fuente de oxígeno o que se traslade a la persona a un lugar con una altura menor.

El mal de altura suele aparecer alrededor de los 2.500 metros sobre el nivel del mar. Estas son algunas medidas preventivas que puedes tomar si viajarás a un lugar con una altura muy superior a la de tu hogar.

Remedios para el mal de altura

Antes del viaje

Si te diriges a un lugar en altura, es necesario que te prepares antes de emprender el viaje. El día antes de salir, come algo ligero como galletas o pan.
También es muy importante que evites fumar. Un sistema respiratorio vulnerable y la baja presión de las alturas son una mala combinación.

Equipaje

A la hora de preparar las maletas, procura llevar la ropa adecuada para aguantar el clima. Equipa bufandas, protectores de cabeza con orejeras y guantes.
Además, es fundamental que lleves contigo un botiquín básico que incluya analgésicos para el dolor de cabeza y medicinas para las náuseas.

Cómo evitar el mal de altura
Fuente: Shutterstock

Durante el viaje

Hasta llegar a destino, procura tomar mucho líquido y sigue comiendo ligero. Te ayudará mucho tomar algo que estimule la digestión, tanto en el desayuno como en la cena.
Si vas a hacer recorridos con con ascensos empinados, evita bajar del transporte sin estar abrigado.

En el destino

Una vez más: come liviano. Evita las frituras y los platillos picantes.
Deja que tu cuerpo se aclimate. Para ello, intenta no hacer esfuerzos físicos considerables, como escalar o correr, durante uno o dos días.

¿Qué hacer si se presentan los síntomas?

Si aun siguiendo estos consejos te afecta el mal de altura, recuéstate y ten la cabecera de la cama elevada por al menos 30 grados. Eso reducirá los dolores de cabeza y las náuseas. Ten siempre a la mano fuentes de hidratación.
Puedes tomar medicamentos contra las náuseas, pero solo los recetados por un especialista. Si se vuelven más intensos, acude a un centro médico.
Con estas indicaciones, puedes estar prevenido y disfrutar mejor tus vacaciones. Esto es válido para cualquier ocasión en la que tengas que pasar un tiempo considerable en un lugar muy alto. En los casos más graves, puede que la única solución sea volver a casa.

¿QUÉ OTROS CONSEJOS TIENES PARA LIDIAR CON EL MAL DE ALTURA? ¡CUÉNTANOS!

Importante: Debe aclararse que VISIT CUCUTA no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, VISIT CUCUTA a no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuente:
El Comercio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Search Tour

Find your dream tour today!